EQUIPAJE EXTRA DE AMOR: ¡LLEVAMOS LOS DONATIVOS!

ELENA

Eran las 7 de la mañana del domingo 14 de agosto y junto a Giovana, Benjamín y Elena, nuestro equipo de voluntarios, nos preparábamos para volar hacia Andahuaylas. A pesar de los nervios, teníamos mucha emoción y expectativa para llegar y entregar los donativos a la comunidad de Pampachiri.

Al llegar, nuestro destino nos recibió con un intenso frío (cerca de 3°). Minutos después, conocimos a Michel, quien con una sonrisa nos contó que, a sus 10 años, trabaja ayudando a su mamá en la venta de desayunos frente al aeropuerto y va al colegio porque quiere ser un profesional y sacar a su familia de la pobreza. No pudimos ser indiferentes y comenzamos con nuestra labor al compartirle algunas prendas que teníamos a mano. Michel nos agradeció con enorme alegría el recibir ropa que lo protegería contra el frío; para luego, con algo de pena, despedirnos y continuar con nuestro recorrido. Nos esperaban 3 horas de camino para llegar a Pampachiri.

lcperu-andahuaylas

Ya camino a nuestro principal destino, disfrutamos de la hermosa vista que nos regalaba el paisaje, tanto vegetación como fauna salvaje cruzaban ante nosotros como una especie de bienvenida. Así, llegamos a Santa Rosa en donde oficialmente nos recibieron con un almuerzo para bajar el frío y cansancio tras las horas de viaje por trocha. Rápidamente nos alistamos y comenzamos con el descargo de donativos, los pobladores ya nos esperaban, entre ellos, personas de la tercera edad y muchos niños.

lcperu-pampachiri

Si bien, al principio, el reparto de las donaciones fue algo complejo dada la cantidad de personas, finalmente, con mucha paciencia y orden, pudimos completar la entrega completa para todas las personas que asistieron al centro de salud. ¡No hubo quien se fuera con las manos vacías! 🙂

donaciones_andahuaylas

Regresando a la ciudad de Andahuaylas y para esperar el vuelo de retorno a Lima, buscamos a Michell para despedirnos y entregarle un par de prendas más; sin embargo, ante su ausencia encontramos a Vanessa, una niña que, muy emocionada, se despidió de nosotros invitándonos para una siguiente visita.

Así nuestra misión terminó. Regresamos a Lima con la satisfacción de haber hecho llegar completamente lo recolectado a personas que sufren día a día del extremo frío y motivándonos a generar una cadena de ayuda para quienes lo necesitan. Recordamos a Michel y Vanessa y nos motivamos a crear un compromiso de cooperación a largo plazo para ayuda a quienes más nos necesitan.

Definitivamente, cabe ahora agradecer a todas las personas que colaboraron con la recolección de equipaje y a quienes nos ayudaron a llegar hacia Pampachiri. Asimismo, esto no hubiera sido posible sin el apoyo de nuestros Voluntarios Equipaje Extra de Amor: Benjamín León, Giovana Valdivia y Elena Cueva, quienes mostraron su compromiso y dedicación en cada momento de la actividad. Muchísimas gracias por hacer realidad esta campaña contra el friaje.

benjamin-testimonio giovana-testimonio

Y para compartir lo que vivimos en la entrega de donativos en Pampachiri, te invitamos a revisar nuestras imágenes. Muchas gracias a todos, ¡esto fue Equipaje Extra de Amor! ❤

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website