¿Qué hacer en Ayacucho?

Ayacucho es una hermosa ciudad de experiencias inolvidable y mágicas costumbres.

Se encuentra ubicado en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes del Perú y posee un clima templado, agradable y seco durante todo el año. Ayacucho también es conocido como la ciudad de las iglesias, ya que posee 37 iglesias católicas dentro del mismo.

Denominada como la capital de la artesanía, alberga a los mejores artesanos del país, así como una rica herencia cultural de ancestros andinos y paisajes de desbordante naturaleza.

Sin duda, una ciudad que merece toda nuestra atención y reconocimiento.

Vamos a explorar los maravillosos paisajes naturales y lugares históricos de Ayacucho que no podemos dejar pasar en nuestra visita.

Una de las joyas escondidas de Ayacucho, definitivamente son las Piscinas Naturales de Millpu, conformada por 20 piscinas, lagunas o pozos naturales formadas por el curso del rio de forma escalonada y piedras blancas, entre paredes de un cañon acompañado del cielo celeste y el sol radiante que le otorgan ese color turquesa y verde. Estas aguas cristalinas esperan por ti.

Se puede realizar largas caminatas y también bañarse en las aguas, sin embargo, cabe resaltar que las agua son muy frías por lo que se sugiere que lleven un wetsuit.

Se encuentra a 4 horas al sur de la ciudad de Ayacucho en el distrito de Circamarca a unos 3600 msnsm. En la ruta hacia las Piscinas de Millpu puedes visitar el Fundo Condorcocha para comprar quesos y papas nativas.

Las mejores temporadas para visitar este paisaje natural son de abril a diciembre.

A 37 km de la ciudad de Ayacucho nos encontramos con el Santuario Histórico Pampa de Ayacucho, con una extensión de 300 hectáreas y ubicada en una planicie elevada que la convierte también en un mirador natural, desde aquí puedes observar los hermosos paisajes de la campiña ayacuchana.

El Santuario cuenta con un obelisco de 44 mts de alto, ahí se encuentra el monumento de los héroes caídos. Una edificación cultural muy llamativa para aquellas personas que visitan el santuario por primera vez.

El objetivo principal es proteger el patrimonio natural e histórico del escenario donde se realizó la batalla de Ayacucho, así como conservar las manifestaciones culturales y artesanales de las poblaciones aledañas.

Una combinación de historia y paisaje que da vida a la imagen perfecta de un recuerdo inolvidable.

En la ciudad de Ayacucho, a 15 minutos del centro de la ciudad encontramos las calles de la tradición y belleza andina. Llegamos al Barrio artesanal de Santa Ana, en este barrio se concentra la mayor cantidad de galerías y talleres artesanales enmarcadas por las viviendas de los maestros del arte popular. Dentro de la artesanía que se comercializa encontramos retablos, tejidos, esculturas en piedra y hojalatería.

Caminar por estas calles angostas y de belleza pura nos hace valorar los pequeños momentos de la vida ayacuchana habitual y su transformación en arte.

Continuamos dentro de la ciudad y si vamos caminando muy cerca de la Plaza Mayor de Ayacucho, nos encontramos con el Arco del triunfo de Huamanga, una construcción vistosa y majestuosa ubicada en una de las principales calles de Ayacucho. Este arco simboliza y representa la victoria del combate de 2 de Mayo en 1886.

Brinda el toque neoclásico y tradicional a las calles de Ayacucho.

Salimos nuevamente de la ciudad y luego de 5 horas de viaje a 120 km, llegamos a Vilcashuamán, una ciudad incaica rodeada de una muralla similar a un fortín. Fue el centro administrativo del Tahuantinsuyo, resaltaban las increíbles edificaciones y construcciones coloniales con diferentes estilos arquitectónicos. Cuenta la historia que albergaba cerca de 20000 personas dividida en sectores dónde resaltan, el Ushnu, una pirámide ceremonial que concluye en un trono incaico y el cuál hoy en día es un mirador. También encontramos el Templo del sol al sur de la plaza, este fue construido sobre un conjunto de terrazas escalonadas.

Para los amantes de los deportes de aventura, no pueden dejar de visitar el Bosque de piedras de Huraca, ubicado en el distrito de Vinchos. A 4000 msnm encontramos un bosque acompañado de árboles y piedras de diversas formas, podemos observar abundante vegetación que abraza los alrededores del bosque y hermoso ganado que nos da la bienvenida.

Finalmente, uno de los lugares que guarda una historia enriquecedora y gran poder cultural es el Complejo Arqueológico de Wari, un ejemplo de planificación urbana, con técnicas de ingeniería prehispánica. Es considerado el centro urbano del antiguo Perú.

Se encuentra a 30 minutos al norte de la ciudad de Ayacucho, está conformada por distintos barrios en los que se puede observar diferentes recintos habitacionales. Destacan estructuras como el Cheqo Wasi, también usado como estructura funeraria, y Moradochayoq, galería subterránea para ser usadas como lugar de enterramientos colectivos y Capillapta.

Wari es la expresión de tiempos misteriosos que hoy solo podemos imaginar. Las huellas de sus estrategas, ingenieros, guerreros, artesanos y sacerdotes están grabadas en las piedras que hoy guardan sus secretos.

Tenemos motivos suficientes para pasar un momento agradable, enriquecedor y divertido en Ayacucho

Recuerda que puedes llegar a Ayacucho con LCPERÚ desde $44 o S/154. No pierdas la oportunidad de viajar a esta bella ciudad y vivir una experiencia inolvidable.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website